Y con la muerte seremos uno

Y CON LA MUERTE SEREMOS SOLO UNO

        A Charo, Alfonso y a la cuñada de Jesús

En el calvario te busco padre y en silencio te encomiendo mi espíritu 
para que alivie mi cruz que es la de todos los seres en mí. 
Es la muerte en sí, fibonacci, el fin unificador y liberador material de la energía que somos de ti.

 

Anuncios