El amor

Suéltalo sin cortar la cuerda y déjalo ser

Cobíjalo  si se acerca

Y estate atenta para poder discernir su necesidad de ti

aproxímate entonces en atenta escucha abierto el corazón

pero no entres en su esfera,

no la agredas,

es sagrada.

Si te pide consejo, entregáselo desde el alma

Sino

Sé el amor que eres para él en la distancia que necesite 

Y espera, no te muevas, permanece irradiando en tu montaña.

Y aunque se vaya

La semilla de tu amor  florecerá en él con el tiempo.

Anuncios