Entro en mí

Y cuando la ansiedad y la angustia no me dejan vivir

entro en mí

y siento

que soy la inmensidad del mar en su quietud,
que soy la libertad de mi ser que se expande con el vuelo de los pájaros,
siento que soy la pureza de ser sin tener nada desnuda con los brazos abiertos recibiendo

y cuando regreso a mi yo de aquí la tierra

añoro mi verdadera esencia

y voy aprendiendo a no alejarme de ella

para que vaya siendo en mí y me colme de sus bendiciones retornando al poder que soy,

a mi fortaleza en donde no necesito reconocimiento ni la aprobación de nadie,

a la no necesidad de nada ni de nadie porque ya lo soy y ya lo tengo.

Anuncios