Mi viga

Cuando empiezo a ver mi viga y no la paja del ojo ajeno

clamo perdón al cielo

Y con profundo dolor inicio en mi noche oscura

el vuelo de la gaviota salvadora alejándome del ego.

Anuncios