¿Quién me cuidará a mí?

¿Cómo me atrevo a entregar el agua del manantial si aún no se ha terminado mi creación?

Me apropio de lo que no es mío alineándome en sus riendas.

Ellos duermen y yo alerta

sin descanso no puedo vigilar mi fortaleza

No hay nadie que vaya a limpiar y a cuidar mis estancias ni las rosas del jardín.

Todo está desértico y sin vida desapareciendo en la niebla 

¿Quién me cuidará a mí? 

Anuncios