Vivir aislada

VIVIR AISLADA

Si  en las parcelas humanas del tener, el placer, el hacer, el saber

vivo aislada huyendo de ellas por miedo a que mi espíritu desfallezca

 de nada sirve haber nacido porque espíritu ya era y seré cuando muera.

Mientras que si aprendo a vivirlas todas junto a los demás

 con coraje, amor y plena conciencia

 y al mismo tiempo trascendiéndolas,

no me perderé más en sus laberintos

y retornaré a la energía inicial cuando llegué a mi materia.

Y entonces, podré llegar a ser  realmente un espíritu integrado en las cuatro moradas de la  tierra.

Anuncios