Un pensamiento en “20180417_132721

  1. La verdadera armonía, es la que una vez renacida e nosotros, ya no se defiende, bajada todas sus espadas, quedándose desarmada.
    Ya se encuentra su cuerpo desnudo y libre,
    entregada entera a la tierra, entremezclándose con ella,
    sin miedo a sus instintos más primitivos,
    permitiendo que la savia la recorra por completo, brotando por todos sus poros.
    Pura sensibilidad, éxtasis de la entrega a la espera de ser completada por su amado.
    Arcilla es,
    ablandándose y fundiéndose con el agua,
    moldeándose en su cuerpo, abierta a su plena vitalidad,
    colmándose de toda su voluptuosidad.
    Abierta al placer del sentir,
    sin nada que la proteja;
    sólo ella, en su plenitud, es la ofrenda de su materia, de su propia naturaleza viva;
    encina que reposa en el mar de lirios para consumir su unión con su espíritu.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s