2 pensamientos en “

  1. Al mirar esta pintura siento un pesar tremendo porque debería haber parado aquí y no haber seguido. Ya no existe porque lo estropeé de tanto que lo trabajé. Nunca nunca estoy contenta y conforme. Veo que uno de mis mayores problemas es no saber parar a tiempo.
    En este paso veo que existe la magia.

  2. Pintar un cuadro es como vivir toda una vida. Es una lucha interna permanente de pasión y razón. ¿Cuánto de pasión y cuánto de racionalidad? Una lucha constante con el pincel liberado y sin pensamiento dejándolo que haga lo que quiera y por otro lado la razón, la técnica de la maldita tridimensionalidad frenándolo. Si todo es razón o técnica, no existe vida es una vida muerta, un cuadro que no tiene alma que no tiene interior.Y si todo es pasión se llega a la locura y a no poder vivir en sociedad y es un cuadro que aunque para mí tiene un valor incalculable le falta algo de esa tridimensionalidad social.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s