P.5: Mi muerte

MI MUERTE

MI MUERTE

Soy rosa en el Giróvago Universal

Luz de vacío interno

Presente manifiesto Centro

materia perimetral mi cuerpo.

***

La muerte es vida, fuerza que inspira a otros en el dolor del cementerio que nos visita.
¿No vives, ¡Oh, hijo!, en el círculo de la energía de amor que nos unifica?
Y mi hijo me contesta: “Ouroboros somos. El uno es el todo”
Y ya no voy al cementerio porque no está ahí
sino que rueda en el hilo de la rueca sin principio ni fin
en las semillas que disperso en el desierto donde renace la sonrisa del bosque infinito
de su eterno deseo.

***

A todas horas, el Ouroboros se traga su cola…
¿No es Él la historia interminable que se transforma?
Y me contesta: En tus bitácoras lleva la cruz a cuestas
porque sintiendo el centro de tu brújula haces que permanezcas.
Y en tu muerte radial no te sueltes de mi guardián que te atraviesa
te expandirás por el centeno en la espiral logarítmica de mi naturaleza.
¡Baja!, le pido al guardián,
¡Baja al medio para encontrar la paz en la cruz de nuestros cuerpos!,
Porque no es nuestro navegar lo primero, pienso,
sino su timón que nos hila por dentro
para unificarnos en la savia de su cedro,
allí, es donde revive lo eterno,
eso que ya existía antes de todos los tiempos
en la profundidad del mar donde se cumplen los sueños
horizonte sin dolor, utopía donde florecen los cerezos.
Y yo sonriente me aferro ya fuerte al guardián en la primavera del regreso.

***

Y retornarás a mi tras tu camino

libre te dejé en él para que descubrieras por tí mismo

que el inicio es el mismo punto de partida

la muerte y la vida

se repite siempre

círcular en mí

ouroboros somos

ouroboros soy.

*** 

LA LLAMADA DEL CIELO

Y no sé si el rosa de los cuadros era una llamada del cielo…
Soñar con el deseo celeste de unificarme prefiero que estar en él sin las almas.
¿Por qué no puedo imaginar que lo atravieso y cobijada entre sus brazos volar con ellas en el firmamento de su amor?

***

MI MUERTE ES MI REENCUENTRO

Soy onda expansiva de un centro,

 rayo crucificado con el dolor terreno en mi anverso,

con el placer del cielo en mi reverso  y con mi sexo traspasado por la cruz espacio-tiempo.

Y ya sin dolor, y en el medio, donde se pierden los cuerpos,

horizonte de la irrealidad de donde provengo,

me alineo tras la muerte material,

en el placer que es mi reencuentro,

 al espíritu energético entro.

***
MI MUERTE,  NO MUERTE,  VIDA,  ALEGRÍA Y MÚSICA CELESTIAL

Cuando me vaya de mi espacio temporal 

será mi alma  a tu esencia la que te cantará

que somos Unidad de eternidad no material.

Por eso

de mi cuerpo me iré sin irme con mi risa
en la alegría de un amor a todos y a todo
con la poesía de mi vida – muerte corporal – vida impalpable espiritual
sin ida sin vuelta
a
la permanencia intangible e incorpórea del ESPÍRITU-AMOR.

¡SÓLO CÍRCULO DE TIERRA-CIELO!
¡SÓLO GIRO DE VIDA-MUERTE!

¡Unión imperecedera, centro, círculo universal!

NO MUERTE, ALEGRÍA
y

MÚSICA CELESTIAL.

***

LA PARTIDA CORPORAL 

El yo-tú-unidad-eterno del alma es un sueño en la unión corporal
pero
en la separación de nuestros cuerpos,
tránsito corporal,
el yo-tú muere
pero la unidad eterno del alma
se mantiene.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s