P.114: La tristeza del hombre dormido

Christine Hubert

Christine Hubert

LA TRISTEZA DEL HOMBRE DORMIDO

Si nunca llegó en vida a la intimidad nunca retornará de su laberinto porque es solo animal del instinto.
Y nosotras, casi sin fuerzas, regresaremos a Ariadna una vez que su cuerpo se haya convertido en estiércol.

resize

Agostino Arrivabene

Un pensamiento en “P.114: La tristeza del hombre dormido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s