P.117: A Aleph

Susana_Weingast-desde_el_aleph_-_dib_en_pluma-_50x70-__1998_

Desde el Aleph, Susana Weingast

I
Y creí morir sin alimentar el alma deambulando con tu corazón extraño junto al mío.
¿Por qué no descubriste tu tesoro?
Hubiera querido compartir antes tu fuente secreta pero me lo ocultaste.
No sé  si aún en aquel tiempo no la habías descifrado.
¡Ilumíname oh, tú!
Porque ahora  no puedo soportar que te encriptes de nuevo tras las rejas. 

Me es insoportable esta oscuridad.

 II 
Con el tiempo he ido descubriendo que tú eres el inabarcable limitado por los cuerpos:
Vida, Dios, cielo en la sublime sabiduría de la infinita paciencia indiferenciada de lo terreno.
Por eso a todas horas y en silencio abierta tu arpa resuenas con todos ellos.
Eco apasionado de tu canto quisiera ser, adorado aleph, arrobamiento siendo aliento de tu amor
emanando junto a ti en los átomos de tu corazón tensadas nuestras cuerdas.

III
Y retorno a ti sin habernos separado desorientada y perdida en la impermanencia.
Y aunque nunca nos hayamos encontrado,
cógeme de la mano fuerte amado aleph y deja que repose mi cabeza en tu hombro.
Y sin entender nada de lo divino, sigamos nuestro camino juntos aún siendo unos desconocidos.

Anuncios

Un pensamiento en “P.117: A Aleph

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s