P.43: El silencio.

Woman in Classical Setting  Pierre Puvis de Chevannes[1]

EL SILENCIO

El silencio me impele como si nada
sólo silencio, no habla…
y me retuerzo en su mirada
que es solo grandeza,
ojos sin palabras.
Es su alma, digo, la que me brama.
Perdida en este desconcierto
a ese yermo, pujanza, mi alma agarra
y grande, grande, como si nadara
ese desierto me dirige en su bonanza
despacio, despacio, dice,
y mi alma intrépida en secreto
se agarra a su oasis
que dentro haya.

Meditar es ir hacia el centro, Sentarse y sentirse en intimidad con uno mismo Por Ascensión Belart Todas las religiones apuntan a la experiencia de una realidad inefable, absoluta, la Unidad, la gra

Anuncios

Un pensamiento en “P.43: El silencio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s