P.45: La sonrisa de Dios.

untitledhidra-lernaean5592511502_8c2b6d5916amor-en-el-pasadobis052812_2108_elpensamien2

LA SONRISA DE DIOS

Ni arriba ni abajo, sino en el medio, Siddharta lo decía, está el misterio.

Dormido mi Quijote ahora renacía,  y en su globo me subía…

¡Suéltate!, me gritó. ¡Si cortas tu cuerda, al cielo conmigo llegarías!.

No quiero caer en tu abismo, le dije, porque enloqueceré como tú.

Y ahora, mi corteza, mi alma y el diablo, nos hacemos compañía

Heracles va de guía…

brancusi[1], “Durante todo una vida no he buscado más que la esencia del vuelo…El vuelo, ¡que felicidad!”.

Mi hidra desgranada tensada fibra templada.

 ¡Loto-poesía! ¡Mandorla somos! Siddharta lo decía…

 ¡Quijote-Sancho! ¡De mar y arcilla ! ¡S-A-B-I-D-U-R-Í-A!,

Minerva terrena dual en nuestro presente es la energía

de los muertos y venideros que en mi centro se expandía,

me irradiaba, me sonreía, porque oculta dentro de mí, siempre permanecía.

4DPictCAD8LNIN

4DPictCAO20VWQ - copia

Anuncios

3 pensamientos en “P.45: La sonrisa de Dios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s