P.71: La encrucijada

LA ENCRUCIJADA
 
Me despojo la costra que apresa mi vida
y llagada hacia el éter ya casi sin mentira
desde la tierra hacia él me estira.
En lo alto, me invita a presagiar su morada
y por su cálamo, atravieso el candado de nubes encadenadas.
Ya siento el dolor de la cruz del guardián
en la encrucijada que en círculos concéntricos
expande mis coordenadas relativas (x, y, z) una vez que han sido liberadas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s