Nadie pertenece a nadie

vidaLa vida de Pablo Picasso

Nadie pertenece a nadie. Cuando despertamos estamos solos frente a la vida, observándola directamente: nacimiento, camino y el fin de ella. No somos de nadie: ni de tus padres, ni de tus hijos, ni de tus hermanos, ni de tu pareja, ni de tus amigos. Eres de ti solamente. Esto que digo no quiere decir que vivamos en soledad, ni que no queramos a las personas ni a la familia ni amigos, todo lo contrario. Al tener una mayor conciencia en la vida tienes mayor libertad interior y mayor capacidad de decisión de cómo y con quién quieres estar y compartir tu vida. También, en la ampliación de conciencia comprendes que amar a un círculo cerrado no tiene sentido. El círculo de amor se va ampliado en círculos concéntricos hasta el infinito a medida que va aumentando la conciencia y se tiende a ser una recta sin límite, porque se va amando a toda la humanidad. Y se siente la necesidad de amar a todas las personas incluso a aquellas que consideras enemigas (es difícil, lo sé, pero hay que intentarlo).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s