¿Para qué he venido a vivir?

Merlí y sus alumnos

Los pequeños deseos y mi propio esfuerzo por conseguirlos me hacen sentir vislumbres de la felicidad; esa que busco desde que tengo uso de razón, y que se ennegrece con la conciencia permanente en mi mente de la niebla de la muerte.

¿Para qué he venido a vivir si mi fin es morir?

Bendita es la muerte que es profundamente llorada, que es verdaderamente sentida la pérdida que conlleva, la que da sentido a la vida y la sacraliza para vivirla con el fin de dejar huella en el corazón de los demás.

Darme en vida abriendo la conciencia a las necesidades de los seres que me rodean y las propias, da sentido al vacío de mi existencia mortal posibilitándome vivir en plenitud.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s