Aprender de las diferencias

La tolerancia ante las diferencias al convivir con los demás, nos permite aprender de ellas para nuestro propio crecimiento personal .

Cada discrepancia que se origina con los otros en la convivencia ordinaria es una oportunidad, porque nos habla de alguna cualidad que puede que esté en nosotros en equilibrio o desequilibrada, bien por defecto, bien por exceso. Cuando esta diferencia nos perturba de manera notable es cuando nos encontramos alejados del punto medio, estado que nos produce paz interior.

El abrir la conciencia abre las compuertas para ver estas situaciones en donde necesitamos trabajar.

Podremos saber a través de nuestro grado de perturbación y el tiempo que tarda en desaparecer ésta ante cualquier desacuerdo con el prójimo, cuál es el grado evolutivo propio. Aquí no nos podemos engañar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s