El desprendimiento

29386292_1929120437111907_7019776399890993801_n

RELATIVIZA EN LO ETERNO

La verdadera armonía es la que una vez renacida en nosotros camina buscando la eficacia de sus actos escuchando su brújula interior, descargando amorosamente su espalda del peso superfluo, de todo aquello que intuye que inútilmente  enlentece su torrente vital, de aquello que  le impide alzar el vuelo. Y en cada desprendimiento, va purificándose, integrándolo  en su cuerpo y al mismo tiempo, trascendiendolos relativizándose en lo eterno.  Se engrandece así, aumentando el diámetro de su circunferencia porque cada célula se va haciendo más energética, porque  su emoción y su  mente van introduciéndose acoplando su alma en cada una de ellas. Sintiéndose en su cuerpo cada vez más etérea, una con  su espíritu, esférica, liviana, fluyendo relativa con sus hermanos de la tierra.

Desde Montaigne

montaigne

Puede ser útil en nuestro caminar lo que nos dice Montaigne:

*  No tenemos que unirnos materialmente más que con nosotros mismos.

* Es necesario reservarse la libertad de nuestra alma y no alquilarla fuera de nosotros .

* Que disfrutemos de lo que nos produce placer, pero  hay que guardarse de sobrepasar sus fronteras pues de lo contrario empieza a mezclarse con el dolor. Hay que mantener la cabeza despierta, sin atarse ni convertirse en esclavo, HAY QUE SER LIBRE DE VANIDAD / ORGULLO / CONVICCIONES / GLORIA / COSTUMBRES / AMBICIONES / FAMILIA / FANATISMO / MUERTE

*  Pensad vuestras ideas, no las mías. Vivid vuestras vidas. No me sigáis a ciegas, MANTENEOS LIBRES!!!!. 

Los problemas carecen de peso específico. Somos nosotros quienes los agrandamos o los empequeñecemos. La proximidad nos cansa más que la lejanía y cuanto menores son las circunstancias que nos rodean, tanto más nos oprime lo pequeño.

 

Desde Emerson, La conducta de la vida

Frases que he destacado al leer el libro La conducta de la vida de Emerson y que puede ayudarnos en nuestro camino:

– La incapacidad para mejorar es la única enfermedad mortal. Es un mendigo el que vive sólo para lo útil, no podría decirse que ha llegado a la posesión de sí mismo.

–  Si hay algo grande y bueno reservado para nosotros no acudirá a la 1ª o a la 2ª llamada, ni tendrá la forma de plácidos grabados de moda, la popularidad es para las muñecas. Pendiente y escarpado, dijo Porfirio, es el camino de los dioses.

– La soledad es el amigo fiel del genio, el frío y oscuro abrigo donde mudará las plumas de las alas que le llevarán más allá de los soles y las estrellas. “Por la mañana soledad”, decía Pitágoras, para que la naturaleza le pueda hablar a su imaginación como no lo haría en compañía y conozcan las fuerzas divinas que se revelan al pensamiento serio y abstracto.

– Un corazón valiente tiene que tratar a la sociedad como a un niño y no dejarle que sea ella la que dicte lo que hay que hacer.

– Medio enterrado, escarbando para liberarse, el hombre necesita toda la música que se le puede proporcionar para ser libre, ojalá el amor, el amor apasionado con lágrima y gozo; …rompan los muros de la crisálida y deje que la nueva criatura emerga erecta y libre.  La cultura necesita todos los materiales para absorber el caos y la gehena.

– El héroe deberá encontrarse como en casa allí donde estuviera, debería repartir comodidad por su sola seguridad y buena condición a cuantos le contemplaran. El héroe ha de sufrir por ser él mismo. Un persona fuerte percibe que tiene garantizado la inmunidad mientras rinda a la sociedad algún servicio que le resulte natural y apropiado.

– Lo mejor en la vida es la conversación y el mayor éxito la confianza o el entendimiento perfecto entre personas sinceras. En las personas superiores existe carácter directo, la verdad expresada con mayor sinceridad ¿Qué tiene qué ocultar? ¿Qué tiene qué mostrar?.

Los modales deben estar inspirados por un buen corazón. Nada embellece más a la complexión, la forma o el comportamiento que el deseo de esparcir gozo y no dolor a nuestro alrededor.

– Si tu mirada está en lo eterno, tu inteligencia crecerá y tus opiniones y acciones tendrán una belleza con la que no podrán rivalizar la formación o las ventajas combinadas de otros hombres. Así como somos, obramos, y así como obramos, obran con nosotros. Somos los constructores de nuestra fortuna. El trabajo es la victoria. Allí donde se hace el trabajo se obtiene la victoria. No hay azar ni vacío. Hay milagro si existe humildad. Aprende la grandeza de la humildad. Trabajará en la oscuridad, trabajará contra el fracaso, el dolor y la malevolencia.

– Solo es legítimamente inmortal aquel para quien las cosas son inmortales. Tan pronto como el hombre es justo, emana de su interior y de su espíritu previsiones como cuando las flores alcanzan la madurez, exhalan incienso.

– La fuerza de voluntad induce a la actividad que repele toda influencia perniciosa mientras que el temor invita a ella.

– Honra a aquel cuya vida sea perpetua victoria, a aquel que, por simpatía con lo invisible y lo real, encuentra apoyo en el trabajo, en lugar de la alabanza; que no brilla y que preferiría no hacerlo.

 

Walden, desde Thoureau

200px-Benjamin_D._Maxham_-_Henry_David_Thoreau_-_Restored

walden-thoreau-book-cover-art-print-canvas

Frases a resaltar de Walden:

¡Qué gastadas y polvorientas deben estar las carreteras del mundo!¡Qué profundos los surcos de la tradición y la conformidad!No quería tomar pasaje de camarote, sino ir delante del mástil y sobre la cubierta del mundo pues allí podré ver mejor la luz de la luna entre las montañas. Ahora no deseo ir hacia abajo.

Si avanzáramos en dirección a nuestros sueños y nos esforzamos por vivir la vida que habíamos imaginado nos encontraremos con un éxito inesperado, viviríamos con el permiso de un orden elevado de los seres.

¿Por qué tenemos que apresurarnos desesperadamente por tener éxito? Que siga la música que oye, por diferente que sea su ritmo o por lejana que suene. No es importante que madure tan pronto como el manzano o el roble.

Lo más beneficioso es la verdad. Normalmente no estamos donde estamos , sino en una posición falsa por una falta de firmeza en nuestra naturaleza. Decid lo que tengáis que decir, no aquello a lo que estéis obligados.

Por mediocre que sea vuestra vida aceptadla y vividla no la esquivéis. Amad vuestra vida por pobre que sea tal vez tengáis una hora grata conmovedora, gloriosa. Cultivad la pobreza como un jarrón de hierbas aromáticas, como la salvia, no debe preocuparos lograr más cosas, sean vestidos o amigos.  La riqueza superflúa solo puede comprar las cosas superflúas. No hace falta dinero para comprar lo que el alma necesita.

No busquéis con tanta ansia vuestro desarrollo ni someteros a demasiadas influencias que puede obrar sobre vosotros, todo es disipación. La vida está en nosotros como el agua en el río.

¿Quién sabe que hermosa y alada vida cuyo huevo ha estado sepultado durante años bajo muchas capas concéntricas de rigidez en la seca vida muerta de la sociedad, depositado al principio en la albura del árbol verde y vivo, gradualmente con vertido en la semblanza de su tumba acondicionada, podrá salir inesperadamente del mobiliario más trivial y usado para disfrutar por fin su perfecta vida de verano.

Solo amanece el día que estemos despiertos

La humildad como la oscuridad revela las luces celestiales.

 

Trascenderme

Trascenderme

P.7: TRASCENDERME

Trascenderme es ser un solo cuerpo en comunión pura, inocente y desnuda con todos mis hermanos trascendiendo mi propio cuerpo sintiendo QUE SOY UNA CON ELLOS, sintiendo lo que sienten ellos reconectándome así a la vida, renaciendo en mí su armonía expandiéndome con ella ampliando mi conciencia individualista al horizonte de toda la humanidad.
Trascenderme es ser la vida en sí misma  en su total plenitud  y belleza siendo un solo espíritu con todos mis hermanos en armonía, cuyo único fin es la expansión de sí misma, disminuyendo mi entropía permaneciendo cada vez más tiempo en mi centro siguiendo el principio biocéntrico.

Desarmonía del feed back: sumisión-dominancia

Si una persona sigue dando amor a personas que no se lo devuelven en feed back  puede ocurrir que la persona que va recibiendo ese afecto se sienta  con el derecho de recibirlo y cada vez vaya exigiendo más y más aunque sea de manera inconsciente. Esto producirá inanición de amor por parte del que da sin recibir produciendo sumisión-dependencia emocional y deseo permanente de cualquier pequeña manifestación afectiva por parte del otro. Se va debilitando emocionalmente porque no se alimenta y para sobrevivir se inventa fantasías ilusorias de que la otra persona le quiere pero que no lo manifiesta y sigue dando sin recibir. En el otro lado, la persona que solo recibe se empodera e inconsciente o conscientemente toma el papel de dominante pudiendo dirigir al sumiso a todo lo que él desee porque el sumiso ha perdido su verdadera identidad. El dominante se va engrandeciendo alimentando cada vez más a su ego, se va autoengañando en ese falso, ilusorio e irrisorio reino de grandeza y mentira porque esta ausencia de feed back lo aleja de la verdad, de la armonía del ser y aunque las apariencias exteriores muestren un ser poderoso y grande solo es un ser dependiente automanipulado y autoengañado  por su indomable ego.

Una sana relación es aquella donde existe el equilibrio en el dar y recibir. Es un error pensar que puedes dar hasta la extenuación sin recibir nada porque el alma muere en ese intento. Todo ser necesita recibir amor porque aunque su alma se reconforte dando amor a los demás eso no va a calmar su sed de recibir amor.

Reflexiones del concepto de la verdadera armonía de Rolando Toro V

La verdadera armonía es la que una vez renacida en nosotros se presenta altiva, majestuosa, llena de poder en su autoconfianza. La que se respeta a sí misma, se autocuida y se ama haciéndose respetar en su grandeza de ser y al mismo tiempo respetando y aprendiendo a amar a todos los seres incluidos a aquellos que no comprende elevándose en   la comprensión de estos hermanos por su grado evolutivo. La que se siente segura en todo lo que hace porque sabe que ella será ya siempre la guía porque a pesar de que se desarmonice en las sincronizaciones con la tierra y con el prójimo se recreará de nuevo.

Reflexión del concepto de la verdadera armonía de Rolando Toro IV

La verdadera armonía es la que una vez renacida en nosotros no cierra los ojos al mundo para no desequilibrarse sino que los abre sin miedo percatándose del SUFRIMIENTO UNIVERSAL, DEL MAL Y DE LA MUERTE sintiéndose ser parte integrante y hermana de todos los seres, aprendiendo a aceptarlo todo con su fuerza interior porque sabe que tiene el poder de trasmutar esta oscuridad en su corazón RECREÁNDOSE EN PURO AMOR, no de una manera ilusoria sino en la SENCILLEZ DE LA COTIDIANIDAD con los seres más cercanos.

Reflexión del concepto de la verdadera armonía de Rolando Toro III

 La verdadera armonía es la que una vez renacida en nosotros ya no tiene miedo de esconderse saliendo al encuentro   para manifestarse porque siente su fortaleza en toda su plenitud.

La verdadera armonía es la que una vez renacida en nosotros no oculta su belleza , la que se libera y se expande a pesar de las barreras que encuentre, a pesar de las heridas que le produce el atravesarlas porque sabe que no morirá en ellas, que vencerá.

La verdadera armonía es la que una vez renacida en nosotros tiene la osadía de cantar con su voz y no permanecer en silencio porque YA NO TIENE MIEDO DE LA ACEPTACIÓN DEL PÚBLICO porque YA ES LA LIBERTAD DE SU VACÍO.  La que es capaz de cantar con su propia voz a los demás, de ser su verdadera identidad, de atreverse de ir hacia el tú creando un nosotros para recrearse en sí misma en los demás.

La verdadera armonía es la que una vez renacida en nosotros no miente, la que no crea un personaje para defenderse, la que es como es en todo momento, la que vive en su verdad, su propia identidad en cada encuentro vital sin miedo de perderse porque sabe que permanece siempre con independencia de las circunstancias que le rodeen.

 

Reflexión del concepto de la verdadera armonía de Rolando Toro II

La verdadera armonía es la que una vez que ha renacido en nosotros se reincorpora a la vida y fluye con ella, la que hace que experimentemos el íntasis, el éxtasis y el amor. La verdadera armonía, no se cierra en sí misma para que la disfrutemos en soledad, no se vuelve a proteger con el caparazón de la tortuga de donde había salido para que no la hieran, sino que  con un solo ojo, una sola cuerda y su pétaso como escudo se convierte en la ARMONÍA ALADA Y DESCUBIERTA, HERALDO DE ELLA, permaneciendo en todo momento incorporada a la vida, sin miedo, con coraje, porque sabe en su corazón que ante cada encuentro vital, incluso con los lestrigones,  vencerá la batalla, porque tras ella, se recreará porque transmitirá su energía que es ilimitada, eterna, inagotable, resurgiendo de nuevo una nueva melodía desde su monocordio porque la tierra, el aire, el fuego y el agua fluyen por ella porque todas sus notas están armonizadas en el caduceo de su divinidad.